Posteado por: identidadesenpeligro | diciembre 21, 2011

‘Sexting’: El 10 % de los menores en USA lo practica

tecnologicodominicano.blogspot.com

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La revista Pediatrics, la publicación oficial de los pediatras norteamericanos, acaba de editar el primer estudio nacional sobre el envío y recepción por teléfono o Internet de imágenes de contenido sexual entre menores.

Se trata de una práctica cada vez más habitual, preocupantes, pero que muchos desconocen cómo se la llama: ‘sexting’. Es la práctica de mostrar fotos subidas de tono, y de vez en cuando se convierte en noticia por casos de acoso -una foto comienza a circular por Internet sin permiso del afectado- o por implicar a algún famoso.

Este tipo de casos no sólo se dan en otros países, sino que en Argentina son cada vez más habituales. Casi sin legislación, sin intervención ni asistencia del Estado y sin ayuda de las ONG´S, los menores y sus padres se encuentran desamparados ante éste tipo de situaciones.

El trabajo indica que es una práctica peligrosa y conocida por muchos jóvenes, y que el 10 % de los adolescentes han recibido o enviado una foto de desnudos o semidesnudos; de estos, la mayoría (el 7 %), recibieron las imágenes, no las hicieron, aunque la mayoría eran de contenido sexual explícito, es decir, se veían pechos o genitales.

El 21 % de los que salieron en este tipo de fotos reconocieron sentirse molestos o avergonzados, y en un 31 % de los casos había drogas o alcohol por medio.

El trabajo fue desarrollado por Kimberly Mitchell, del Centro de Investigación de Delitos contra Niños de la Universidad de New Hampshire, y consistió en una encuesta a 1.560 menores usuarios de Internet de entre 10 y 17 años.

Lo interesante de los datos es su novedad, ya que por primera vez hay un trabajo estadístico y académico para cuantificar este fenómeno cada vez más habitual. A pesar de las cifras, Mitchell es optimista y recuerda que “mucha gente puede enterarse de estos casos descubiertos en las escuelas y por los padres, ya que generan escándalo, pero, aun así, implican a una minoría muy pequeña de jóvenes”.

De los jóvenes que se sacaron fotos, el 61 % eran chicas y el 72 % tenían entre 16 y 17 años. A la hora de recibir las imágenes, las chicas solo son el 56 % y en un 55 % tienen de 16 a 17 años. Los motivos eran habitualmente por petición de un novio o para agradarle.

La investigación se pretende dar a los padres, a los responsables políticos y a los profesionales una evaluación más precisa del alcance de esta práctica”, agregan los investigadores.

Para ello realizaron, entre agosto de 2010 y enero de 2011, entrevistas telefónicas o en sus casas a 1.560 adolescentes de entre 10 y 17 años que eran usuarios de Internet. Además de preguntarles por sus estudios, si vivían o no con sus padres o si estos estaban separados, divorciados o viudos, entre otras cuestiones, los científicos realizaron cinco preguntas concretas sobre ‘sexting’.

“¿Te han enviado fotos o vídeos de menores de 18 años desnudos o semidesnudos que alguien tomó? ¿Has reenviado a colgado alguna imagen de un menor? ¿Te has realizado fotos desnudo? ¿Alguien te ha fotografiado? y ¿Alguna vez has tomado fotos de menores desnudos?”, formaron parte del cuestionario.

Los datos revelan que cerca de un 10% reconoció aparecer desnudo o semidesnudo en alguna imagen, haber contribuido a su creación o haber recibido este tipo de instantáneas en el último año.

En cuanto a los adolescentes involucrados en ‘sexting’, 39 jóvenes (un 2,5%) reconocieron que ‘protagonizaban’ las imágenes o las habían creado, mientras que hasta un 7,1% las había recibido, aunque ellos no estaban retratados.

“De estos 39 adolescentes que se tomaron sus propias fotografías o se dejaron retratar, el 61% eran chicas, la mayoría de entre 16 y 17 años, aunque un 6% sólo tenía entre 10 y 12”, detalla la investigación.

Testimonios

Entre sus argumentos para hacerlo destacan las que explican que estaban saliendo “con un chico y quería una foto mía y se la envíe”. “Yo no tenía novio en ese momento y sentía curiosidad por lo que pensarían otras personas al ver mi cuerpo… así que tome algunas fotos”. “Me estaba vistiendo en casa de mi novio y esa muchacha estaba allí y me tomó una foto. Luego se la envío a alguien que la puso alrededor de la escuela. La chica se fue del colegio un mes después”… reconocen las jóvenes.

Características de las imágenes

Uno de los objetivos fue determinar qué entendían por posar desnudos o semidesnudos. Así, “les preguntamos si mostraban los pechos, los genitales o algún miembro inferior. Sólo el 54% de los 39 jóvenes que aparecieron en las imágenes o las crearon informó de que las fotos reunían estos criterios, al igual que el 84% de los 110 que habían recibido imágenes”.

Uno de los datos llamativos del ensayo es el que hace referencia al contexto en el que los chicos y chicas deciden posar desnudos. “La mayoría reconoce que lo hizo como parte de su relación amorosa, otros por hacer bromas chistes o tratando de empezar una relación”, reza la investigación que señala que uno de los agravantes para llevar a cabo está práctica fue, en el 31%, de los casos el uso de alcohol y otras drogas.

Pese a lo alarmante de las cifras, los autores del estudio concretan que estas prácticas no están llevando aparejadas otras de riesgo como son los embarazos no deseados. Es decir, que no parecen un “indicativo de sexualización precoz”. Un hecho en el que el director de PantallasAmigas.net no se muestra de acuerdo: “Aunque no existan indicadores de que estos comportamientos lleven a otros de riesgo, creo que estamos hablando de una forma diferente de sexualización precoz. Los chicos hacen ahora otras cosas que traen consigo otras consecuencias”.

Para este especialista, lo alarmante, teniendo en cuenta que el estudio se llevó a cabo “entre 2010 y 2011, es que, probablemente, las cifras ya hayan aumentado. De hecho, el estudio incluye también a chicos de 10 y 12 años, entre los que el ‘sexting’ no es tan probable, lo que puede hacer disminuir la prevalencia. La edad de riesgo es a partir de los 15 años y, sobre todo, afecta al sexo femenino. A este hecho se debe sumar que hoy en día cada vez más adolescentes que cuentan con teléfonos conectados a Internet, lo que aumenta el riesgo”.

Por todo ello, sigue defendiendo la necesidad de “informar a los menores de los riesgos que corren para así ayudarles a protegerse. También es fundamental tener buena comunicación con ellos y enseñarles que deben comunicarles cualquier forma de ciberacoso que sufran”.

En Argentina, hay un gran vacio por parte del Estado. No hay datos oficiales ni estraoficiales sobre esta problemática que ya es una tendencia que crece y preocupa entre los más jóvenes.

FUENTE:www.urgente24.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: